Este día 28, último de febrero, inicia la revisión salarial y de prestaciones de los trabajadores del IPN. Es un dato conocido que el aumento salarial irá tan solo una centésima por encima del 3%. Eso es muy difícil cambiarlo, lo sabemos. Pero hoy también revisaremos las prestaciones. Algunas de estas se encuentran en peligro debido a la pretensión de Enrique Fernández Fassnacht de desaparecerlas. Tal es el caso del “ingreso de los hijos de los trabajadores a estudiar en el nivel superior” o del “programa de Calidad y Eficiencia”, que hasta este momento no ha salido por la pretensión de otorgar bonos de no más de 8 mil 500 pesos.

Para que esto ocurriera, las autoridades han contado con la colaboración del charrismo sindical, en el caso de “Calidad y Eficiencia”, el coordinador de la comisión, Gerardo López Zambrano, no ha disimulado para nada su servilismo hacia la Dirección de capital humano.

Hoy, nosotros, el Bloque de Delegaciones Democráticas vamos en posición de defensa de nuestras prestaciones y a exigir que termine la represión y el hostigamiento hacia los trabajadores. Vamos a exigir en consecuencia, la reinstalación del compañero Cuauhtli Ramírez, cesado injustamente debido al papel destacado como miembro crítico en la CoCNP.

Por tanto, los convocamos a mantenernos atentos, a apoyar a los compañeros que formarán parte de la comisión de revisión salarial y a seguir exigiendo el respeto a nuestros derechos. Mantengamos el corazón hinchado de convicción pues solo así evitaremos que nos arrebaten lo que tanto trabajo costó.

“UNIDOS Y ORGANIZADOS, ¡VENCEREMOS!”